Español

Capadocia

La increíble región de Capadocia (en turco: Kapadokya) se encuentra situada al centro de Turquía y abarca unos 300 kilómetros cuadrados de un paisaje singular, casi surrealista y único en el mundo. En Capadocia la actividad volcánica conformó una planicie de cenizas y por fuerza de la erosión y los vientos, se erigieron extrañas formaciones rocosas escarpadas, mientras las capas más duras, de basalto y andesita permanecían en la parte superior, con forma de conos cubiertos.

A estas formaciones se les conoce con el nombre de “Chimeneas de Hadas”, pues según los primeros habitantes de la zona, no podían haber sido obra de humanos y como las hadas viven bajo tierra, pues éstas deberían ser sus chimeneas.

La ceniza de toba volcánica era relativamente fácil de trabajar para las herramientas primitivas de entonces, por lo que innumerables cavernas e iglesias fueron esculpidas en los conos y paredes del valle; así como ciudades subterráneas, que algunos creen se remontan a 4 mil años atrás, y que fueron ampliándose y extendiéndose tras varias generaciones.

Según algunas interpretaciones, el nombre “Capadocia” se deriva del vocablo Katpadukya o Tierra de hermosos caballos, animales que fueron famosos en la región al ser ofrecidos como regalo a los reyes de Asiria y Persa. El vocablo “capadocios” para denominar a los habitantes de la región, fue empleado en un pasaje bíblico.

Antigüedad:

Existen numerosos hallazgos de asentamientos prehistóricos en la región, especialmente en Köskhöyük (Niğde), Asiklihöyük (Aksaray) y Civelek, donde todavía tienen lugar diversas excavacioneos arqueológicas.

Por otra parte, entre los años 5 mil y 4 mil antes de Cristo existían en la región principados independientes y aislados, que se creen establecieron la primera alianza en la historia de Anatolia, en contra de los Asirios.

En cambio, el registro escrito más antiguo del que haya constancia, las llamadas “Tablas de Capadocia”, pertenecen al siglo II a.C. y describen los intercambios y canjes de un período en que se asentaron en la zona colonias mercantiles asirias.

De Imperio Hitita a Satrapía persa:

A finales de la Edad de Bronce, Capadocia fue dominada por el poder hitita, con centro en Hattusa. Por esos años se convirtió en una importante zona de comercio en la Ruta de la Seda.

Tras la caída del Imperio Hitita, Capadocia fue gobernada por una especie de aristocracia feudal que sumió a los campesinos y demás habitantes en un estadío de ciervos que luego favorecería su condición de esclavos ante la invasión extranjera, que llegó a manos de los persas.

Establecida por Darío, Capadocia quedó incluida en la tercera satrapía persa, aunque se mantuvo rigiéndose por leyes propias en tanto no contradijeran la voluntad del Gran Rey.

Alejandro Magno y la Dinastía de Ariarathes:

Tras siglos de dominación persa, el imperio llegó a su fin y Alejandro Magno pretendió gobernar la zona a través de Cabictas, uno de sus comandantes militares, pero al morir Alejandro y disolverse el imperio Macedonio, Capadocia volvió a ser independiente bajo el reinado de Ariarathes, un aristócrata persa, iniciador de una dinastía cuyos descendientes terminarían aliándose al Imperio Romano.

Imperios Romano y Bizantino:

Tras varias luchas por poderes regionales, la dinastía Ariarathes terminó por disolverse y los capadocios escogieron un nuevo regente local con el apoyo imperial, si bien durante todo este período inicial la región cambió de bandos según se jugaba el poder en el trono de Roma. No fue hasta el año 17 en que Capadocia pasaría a ser parte oficial del Imperio Romano, regido entonces por Trajano, quien militarizó el área y construyó nuevas fortalezas.

Con el establecimiento del nuevo Imperio Bizantino, comenzó a introducirse el cristianismo en Capadocia y se construyeron las primeras iglesias, que en este caso particular fueron excavadas en las rocas.

Los selyúcidas, los cruzados y el Imperio Otomano:

A partir del siglo XI comenzaron a introducirse en Capadocia los llamados “selyúcidas”, antepasados de los turcos de occidente, que poco a poco conquistaron la región y expandieron sus áreas urbanas, con nuevas construcciones propias como mezquitas y caravansarays, hostelerías que daban refugio a las caravanas de la Ruta de la Seda y que fueron perfeccionándose para ofrecer nuevos servicios a los viajeros. En toda la Anatolia existen numerosas construcciones de este tipo, que solían distar entre sí de 30 kilómetros.

Pero al desatarse las Cruzadas por estos territorios, los cruzados expulsaron a los selyúcidas de la zona y éstos tuvieron que replegarse al centro, donde fundaron las bases de lo que sería el imperio otomano, que finalmente ocuparía la región hasta el año 1923, en que tras la derrota en la Primera Guerra Mundial, la ocupación aliada y una guerra de independencia, quedó instaurada la nueva República de Turquía.

La Capadocia turca, un destino turístico único:

Capadocia es hoy en día una popular y concurrida zona turística, por su peculiar apariencia, casi mágica, que la convierte en un destino preferido por los viajeros. Las poblaciones y sitios más importantes de la región son Ürgüp, Göreme, el valle de Ilhara, Selime, Uçhisar, Avanos y Zelve. Entre las ciudades excavadas más interesantes se encuentran Derinkuyu, Kaymakli, Gaziemir y Ozkanak.

El paseo en un globo de aire caliente sobre el paisaje lunar, de chimeneas de hadas y cavernas, es posiblemente el más popular de los servicios turísticos en Capadocia, accesible en Göreme, así como la visita a las numerosas iglesias y capillas excavadas en la roca, con frescos de entre los siglos nueve y once.

 

 

 

Información y Reservas

 

Mediante correo electrónico:

Departamento comercial y Agentes de viaje

info@tourquia.com

 

Teléfonos:

Desde España : 00 34 91 187 55 93
Desde Turquía: 0090 533 724 82 92

El plazo máximo de respuesta para sus solicitudes y demandas es de 24 horas.