Español

Palacio de Topkapi

El Palacio de Topkapi (en turco Topkapi Sarayi) fue la residencia principal de los sultanes otomanos durante aproximadamente 400 años (1465-1856) y constituye un vivo reflejo de la vida y al arquitectura de ese período histórico.

Tras la conquista otomana de Constantinopla, por el sultán Mehmet II, éste estableció su morada temporal en el llamado Palacio Viejo, actual sede de la Universidad de Estambul, hasta que optó por la antigua acrópolis bizantina para fundar su nueva y gloriosa residencia. La construcción comenzó en el 1459, sobre el Sarayburnu, un promontorio con vistas al Cuerno de Oro y el Mar de Mármara y uno de los puntos más altos de la ciudad cercanos al mar.

Según el propio diseño del sultán, en el punto más alto del promontorio se ubicaron sus habitaciones privadas, rodeadas por varios edificios y pabellones que se extienden hasta orillas del Bósforo, protegidos a su vez por altos muros, algunos de los cuales datan de la acrópolis bizantina. Pero si bien se respetó de cierta manera este diseño inicial, se fueron añadiendo y transformando algunas estructuras de acuerdo a los diferentes períodos y sultanes en el poder, lo que dio al traste con una construcción asimétrica y un crecimiento errático de la edificación.

La mayoría de estos cambios se produjeron durante el reinado del sultán Suleyman, entre 1520 y 1560, años de puro esplendor y expansión del Imperio Otomano, por lo que su máximo líder quiso reflejar semejante gloria en su residencia, ampliándola y construyendo nuevos edificios. En el año 1574 un incendio destruyó el área de las cocinas, y el sultán Selim II encargó al gran arquitecto Sinan la reconstrucción de las partes afectadas lo que terminó en otra ampliación de esa área así como del Harem, los baños, la cámara privada y algunos pabellones. Ya para finales del siglo XVI el palacio lucía su aspecto actual.

Topkapi constituye un extenso complejo y no la tradicional estructura monolítica de los palacios, con una gran variedad de edificios bajos construidos alrededor de patios que se interconectan por galerías y pasadizos. La vida del palacio trascurría alrededor de estos patios, con jardines y fuentes que invitan al descanso y el esparcimiento. El tamaño total del complejo varía de alrededor de 592 mil 600 metros cuadrados a 700 mil 000 metros cuadrados, en dependencia de qué partes se tomen en cuenta.

El palacio era como una ciudad dentro de otra ciudad, por lo que raras veces sus habitantes tenían necesidad de aventurarse fuera de sus murallas. En sus múltiples edificaciones tenía lugar el funcionamiento político del imperio. Contaba con su propio suministro de agua, a través de cisternas subterráneas, y las grandes cocinas se proveían diariamente de alimentos. En él radicaban residencias, jardines, bibliotecas, escuelas y mezquitas.

En 1856 el sultán Abdul Mecid decidió trasladar su corte al recién construido Palacio de Dolmabahçe, primero de estilo europeo en la ciudad, pero a pesar de ello, algunas funciones como el tesoro imperial y la biblioteca, entre otras, permanecieron en Topkapi.

Tras la caída del Imperio Otomano, el Palacio de Topkapi fue transformado por decreto gubernamental en museo de la época imperial, en 1924, administrado por el Ministerio de Cultura y Turismo. Aunque el palacio tiene cientos de habitaciones y cámaras, sólo las más importantes son accesibles al público, que a su vez puede apreciar grandes colecciones de porcelana, trajes, armas, escudos, armaduras, miniaturas otomanas, manuscritos islámicos, caligrafías y pinturas murales, así como una exhibición de tesoros y joyas otomanas. Además, Topkapi posee importantes reliquias sagradas para el mundo musulmán, como el manto y la espada de Mahoma.

De interés para los visitantes:

Las principales secciones apreciables en la visita a Topkapi son La Puerta Imperial, los Patios reales y sus habitaciones y el Harem. La instalación no cuenta con servicio de guía, aunque pueden contratarse guías profesionales en la entrada o adquirir audioguías, disponibles en varios idiomas.

El palacio tiene dos horarios durante el año, el de verano (del 15 de abril al 1 de Octubre) de 9:00 a 19:00 y el de invierno (Del 1 de Octubre al 15 de abril) de 9:00 a 17:00. Está abierto al público todos los días, con excepción del martes. Las entradas para el Palacio cuestan 25 TL. Entrar al Harem implica un pago extra de 15 TL.

La iglesia bizantina Santa Irene solo se abre especialmente para grupos de más de treinta personas y con entradas adicionales.

Se sugiere entrar con ropas adecuadas, en especial a las salas de las reliquias religiosas.

 

 

 

Información y Reservas

 

Mediante correo electrónico:

Departamento comercial y Agentes de viaje

info@tourquia.com

 

Teléfonos:

Desde España : 00 34 91 187 55 93
Desde Turquía: 0090 533 724 82 92

El plazo máximo de respuesta para sus solicitudes y demandas es de 24 horas.