Español

Ceremonia de los Derviches en un Caravansaray

¿Ha oído hablar de las místicas danzas de los derviches giróvagos y su ceremonia de danza-meditación, llamada Semá?

Los derviches giróvagos, también conocidos como mevlevíes, conforman una orden o tariqa fundada hacia el siglo XIII por los seguidores del célebre poeta sufí Jalal al-Din Muhammad Rumi. Dicha orden musulmana tiene un carácter ascético y místico y su principal ceremonia ritual consiste en una danza-meditación llamada Semá.

El Semá es una danza masculina acompañada por música de flauta y tambores. Los danzantes giran sobre sí mismos con los brazos extendidos, hasta alcanzar el éxtasis, simbolizando "la ascendencia espiritual hacia la verdad, acompañados por el amor y liberados totalmente del ego".

Si siempre ha deseado presenciar este espectáculo místico e impresionante, o simplemente le invade la curiosidad, esta vez le ofrecemos la posibilidad de asistir a uno de los más genuinos y originales, que se celebra desde tiempos inmemoriales en la Capadocia. Para ello nuestros guías profesionales le recogerán en el hotel y le acompañarán hasta el lugar de la celebración.

Y es justamente el lugar de la celebración el otro gran atractivo de esta excursión: le proponemos disfrutar de la ceremonia mística de los derviches en un "caravansaray”, antiquísima posada para hospedar a caravanas de comerciantes, peregrinos o militares, durante sus prolongados viajes.

Este caravansaray se encuentra a cinco kilómetros al este de Avanos, en el camino de Kayseri-Aksaray y es conocido como Sarı Han. Consiste en un área interior con cinco torres y un patio. Se cree que Sarı Han debió construirse en 1238. Tenía un baño turco y un mesjid sobre la puerta principal y su área externa (excepto las torres y el portal) abarca 2 mil metros cuadrados.

Generalmente, se trataba de edificios rectangulares con un portal único, lo suficientemente ancho como para permitir el paso de bestias grandes o bastante cargadas, como camellos. El patio interior estaba casi siempre abierto, y alrededor del mismo se encontraban establos, nichos y cámaras para los mercaderes, sus sirvientes y su mercancía.

Los caravansaray proveían de agua a los viajeros y sus animales, tanto para beber como para el lavado y abluciones rituales. Algunos tenían baños incorporados. Almacenaban forraje y a veces contaban con tiendas donde los huéspedes podían abastecerse, o inclusive vender su mercancía.

 

Información y Reservas

 

Mediante correo electrónico:

Departamento comercial y Agentes de viaje

info@tourquia.com

 

Teléfonos:

Desde España : 00 34 91 187 55 93
Desde Turquía: 0090 533 724 82 92

El plazo máximo de respuesta para sus solicitudes y demandas es de 24 horas.

 

Para reservar nuestras excursiones privadas y otros servicios, también puede rellenar el siguiente formulario electrónico de TOURQUIA. Haremos de su estancia una experiencia inolvidable y exclusiva: RESERVAS